defiende el enfoque de género

El parto institucional salva vidas

Publicado: 2014-02-05

El post con el testimonio de Ximena Sierralta publicado la semana pasada me llevó a algunas reflexiones sobre el parto que creo importante compartir con madres, padres y futuras madres y padres.

Lo primero que creo debemos aceptar es que sí, las mujeres han muerto, y mueren en el parto. Por muy proceso natural que sea, hay muchas mujeres que mueren. Lo segundo, antes de criticar o defender el parto institucional como una estrategia para prevenir las muertes maternas tenemos que entender qué significa el parto institucional. El parto institucional es más que parir en una clínica, hospital o centro de salud. 

A continuación enumero una serie de indicadores que hay que garantizar, así decidas dar a luz en tu casa (porque así estés monitoreada siempre hay un riesgo, pequeño, que algo malo pase, y por eso es bueno tener un plan de contingencia), en un centro de salud público o en una clínica (créanme, no todas las clínicas tienen las cosas que menciono debajo, y el trato puede ser muy violento). 

Entre los indicadores se incluyen visitas pre natales (6 o más es un buen número, y no, no incluyen la ecografía 4d para el Facebook  :) ), dónde además de monitorear el desarrollo del feto, se evalúa la salud de la madre (estado nutricional, presión arterial, presencia de enfermedades, etc).  Esto sirve para detectar problemas que pueden poner en riesgo la vida de la madre y/o el niño. Los centros de salud (privados o públicos) que atienden partos tienen que contar con infraestructura e insumos necesarios para atender emergencias obstétricas. Esto implica contar con medicamentos (como oxitocina o el sulfato de magnesio para eclampsia), con instrumentos para resucitar al recién nacido si es necesario, refrigeradora y suministro de energía para guardar medicamentos, y también por si se necesita luz (puedes atender un parto con linterna, cesárea es más complicado),  transporte (ambulancia), radio/teléfono para comunicar si hay una emergencia obstétrica y tener a una distancia aceptable un centro de salud que pueda garantizar atención más compleja en los casos que se requiera. 

Esto también aplica a las personas que ofrecen atender partos en casas.  Se tiene que tener un plan de referencia en caso ocurra una emergencia obstétrica y las personas que atienden tienen que estar capacitadas para atender una emergencia, dar por lo menos los primeros auxilios. 

Lo de la distancia me parece un punto importante porque tenemos que desmitificar la idea de que la mayoría de las muertes maternas son inevitables porque las mujeres se desangran en dos minutos y eso es imposible de evitar.  La mayoría de las muertes maternas son evitables, y si no se evitan es por una serie de demoras en el sistema de atención. Muchas mujeres mueren después de horas de sufrimiento. Hay un buen documento llamado "Demoras fatales" de Alicia E. Yamin que hace seguimiento a dos casos de muerte materna, uno en Huancavelica y otro en Puno  http://www.warmiperu.org/mortalidad-materna-en-peru.pdf  .

A estos indicadores incluiría además información y que las mujeres y sus familiares no se sientan maltratadas, desinformadas, como fue el caso de Ximena.  ¿Por qué? porque si se tiene una mala experiencia la gente con toda razón no regresa. 

Lo que quiero decir es que el parto institucional de calidad, que respete los derechos de las mujeres (que incluye ¡información!) disminuye la mortalidad materna.

El Ministerio de Salud del Perú enumera en este documento http://www.minsa.gob.pe/portada/Especiales/2013/maternidad/presentacion.html varios indicadores que considera fundamentales en relación con la disminución de la mortalidad materna en el Perú. Cumpliéndose estos indicadores se salvan vidas.

Esta publicación de la Organización Mundial de la Salud  http://www.who.int/maternal_child_adolescent/topics/maternal/maternal_perinatal/es/index.html es clara: la mayoría de las muertes maternas son evitables.  

En el tema de información me parece importante el de las posibles secuelas físicas  del parto: desgarros en el útero, incontinencia urinaria, infecciones, malas cicatrizaciones, queloides internas.  De esos riesgos te tienen que hablar en los centros de salud privados o públicos, o te los tiene que decir la doula por más experta que sea aunque  lamentablemente no todo el mundo lo hace para no “meter miedos”.

La ida de promover el parto institucional es de reducir el riesgo de muertes maternas o secuelas en la salud de las mujeres y niños garantizando una atención de calidad en el menor tiempo posible, pues muchas mujeres no pueden darse el lujo de parir en casa pues no tiene cerca un centro de salud.  Una forma de promover el parto institucional es a través de la adecuación cultural del parto.  En Perú se ha trabajado por introducir el parto vertical http://its.uvm.edu/Vertical%20Birth/Norma%20T%C3%A9cnica%20del%20Parto%20-%20ESPA%C3%91OL.pdf, pero como en este país somos tan elitistas, esas son consideradas cosas de gente pobre y la norma y guía que se aprobó hace años se aplica en centros públicos, sobretodo  rurales y en la Maternidad de Lima… ¿loco no? Cuando sería mucho mejor que se exigiera tener salas de parto vertical en hospitales y clínicas de todo el Perú. Eso generaría menos resistencia por parte de los médicos, enfermeras y obstetras quienes además dejarían de tratar a las mujeres de las zonas rurales como ignorantes y se maltrataría menos a muchas mujeres que con su plata pagan su clínica y no les informan qué posibilidades de parir tienen.

Porque tener plata te puede empoderar en algunas cosas y en otras no. En Perú y en general América Latina hay (sobretodo en el sistema privado) un exceso de uso de cesáreas. Sinceramente no sé hasta qué punto los médicos conversan de este tema con las mujeres, les explican que no suele pasar nada pero que de todas formas te están cortando, qué tanto tiempo invierten en las consultas para bajar las ansiedades y miedos que muchas mujeres tienen frente al parto (porque sí hay gente que le tiene miedo al dolor, y no por eso son menos mujeres o madres).  Aquí alguna información sobre el uso de cesáreas en los partos: http://peru21.pe/actualidad/essalud-40-nacimientos-registrados-2013-fueron-cesarea-2163638 y http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/03/15/actualidad/1363388139_662271.html

En el caso de Ximena, creo que su médico actuó mal.  Porque así él se haya asustado, que puede pasar porque la medicina no es una ciencia exacta, él tuvo que haber dicho eso, que tenía razones para estar asustado y dudar, decirle algo como  “creo que esto puede ser una mala señal, basado en mi experiencia, prefiero no correr riesgos, por favor confía en mi” en lugar de meterle miedo y decirle que si su hijo se moría era su culpa.  Pero al mismo tiempo también creo que están mal quienes creen o pregonan que la única opción de parto es el parto en casa en tina con velas porque sino no eres madre y tu hijo va a salir mal. Es igual: se trabaja desde la prepotencia y remueve culpas, como si las mujeres embarazadas no tuvieran suficientes miedos…

Yo creo que en lo vinculado al parto mucha gente habla desde la ignorancia, y la prepotencia.  Respeto las opciones personales, pero nadie debería imponer su idea de parto como la única experiencia válida que las mujeres deben tener para ser más mujeres y mejores madres, cuando la mayoría del país  (y el mundo) no tiene la plata que ellas han tenido para pagarse los servicios que se pagan.  En otros países es diferente, en algunos países europeos, se ha luchado para que el parto natural, incluyendo el domiciliario sea parte de la seguridad social. Pero aquí es o muy elitista (no sé si se lucha para que tu seguro privado lo cubra) o es tu opción por pobre (porque no tienes información, no hay un centro de salud cerca o porque te han maltratado tanto que no quieres ir a un hospital).

Disculpen el rollo, yo respeto la posición de todas y respeto que no juzguen pero se me ha muerto gente en las manos por no alcanzar un centro de salud, así que me molesta cuando desde la teoría se promueve "parir como en las comunidades de la selva o como en Africa", porque a veces en esos casos, las Angelinas Jolies de este mundo no siempre ayudan: http://rhrealitycheck.org/article/2006/06/06/brad-angelinas-namibian-adventure/


* Psicóloga, con maestría en salud pública y doctorado en psicología.




Escrito por

mamacitas

Cuando uno es mamá o papá aprende a reconocer que no puede sola/o y que necesita el apoyo de muchas personas. Por eso nace MAMACITAS. Para que compartas lo que hiciste para resolver los mil y un retos de la maternidad. Para que cuentes eso que nadie cuenta.


Publicado en