no le saca la vuelta a la ley

Enseñar español en un país extranjero: Cuesta mucho pero sí se puede

Publicado: 2014-03-28

Soy una mamá peruana, mi esposo es estadounidense. Yo hablo español, mi esposo “un poquito”. Y ¿ahora? ¿Cómo hacemos con los chicos? ¡Tengo 2! Desde un principio, desde que me confirmaron que sería madre no había duda en mi cabecita: mis hijos hablarían español. La primera reacción de mis suegros fue: imposible, estamos en América y aquí se habla inglés. Tratar de explicarles los beneficios era inútil. Mi esposo, habiendo vivido brevemente en España durante su juventud, entendía perfectamente la necesidad de enseñar a nuestros hijos un segundo idioma, especialmente porque yo se los puedo enseñar, no cuesta más que esfuerzo y dedicación. Por ya 4 años vivo luchando contra la corriente, escondiendo libros que mis suegros compran a mis hijos y reemplazándolos por libros en español, evitando que vean TV en inglés, cambiando a español el idioma a las películas.. Mi lista de esfuerzos es inmensa, pero la satisfacción de escuchar a mis hijos comunicarse en español lo es más.

Vivo apasionada con escuchar a mis hijos hablar en mi idioma natal, porque sé que lo inevitable está por venir: mi hijo mayor empezará kindergarten el próximo año. Mi meta: enseñarle a leer en español antes que eso suceda. Sé que el tiempo que me queda en casa con ellos es limitado, muy pronto ambos irán a la escuela, donde todo lo que aprendan será en inglés, el español pasará a segundo plano. La batalla continuará, no me rendiré. Mi método es simple: les hablo en español todo el día, ya que tengo la bendición de ser ama de casa. Seguiré luchando contra mi entorno porque me encanta escucharlos decir: ¡no te pases pues!, ¡ya pues! o, ¡ayayay mami! Esas frasecitas son música para mis oídos. Mis pequeños aún no entienden que más allá de mami cargoseándolos por decir “pelota” y no “ball”, que es más fácil, mami sabe lo importante que es para ellos, para su futuro personal y profesional, que sepan un segundo idioma. Algún día lo entenderán, aún no he conocido a la persona que me diga arrepentirse por saber más de un idioma. Decidí escribir un blog con la intención de compartir mis vivencias en la búsqueda del aprendizaje de un segundo idioma, especialmente en el hogar multicultural y bilingüe. Paso horas investigando productos y juguetes educativos que refuercen el aprendizaje del español, porque el inglés lo refuerza nuestro entorno, nuestro diario vivir e interacciones fuera de casa. Es difícil pero sí se puede, la clave es no tirar la toalla y seguir haciendo lo mismo: hablar español.

*Mamacita invitada. Soy mamá peruana residente en Estados Unidos. Mi misión: criar hijos bilingües mientras papá no habla español y nuestras interacciones fuera de casa son en inglés.


Escrito por

mamacitas

Cuando uno es mamá o papá aprende a reconocer que no puede sola/o y que necesita el apoyo de muchas personas. Por eso nace MAMACITAS. Para que compartas lo que hiciste para resolver los mil y un retos de la maternidad. Para que cuentes eso que nadie cuenta.


Publicado en